lunes, 6 de mayo de 2013

De querer salir corriendo

"Dime que es horrible!"...frase casual que alguien me soltó hoy mientras me preguntaba sobre mi embarazo al tiempo que se lavaba los dientes y yo intentaba disimular mis ojeras a medio día laboral.
"¡Es horrible!" Le contesté...pareció no creerme y empezo a intentar convencerme de que todo iba a estar bien..."Ya lo se..." pensé..."¿O no?"

Siguen los cambios...hasta ahorita así van los cambios gracias al embarazo:

- He subido 8 kilos y  medio (nada mal considerando que estoy llegando a la semana 37)
- Tengo la piel de los brazos y piernas super maltratada y pigmentada
-El cabello más lindo de la historia, creciendome a marchas forzadas, igual que las uñas
- Sueño todo el día
-Dolor en las manos, espalda, vientre y un poquito más abajo...algo sobre los ligamentos redondos que se inflaman y bla bla bla
-Me sudan las manos y los pies TODO el día...y la noche
-No duermo...y cuando me quedo dormida es en lugar menos apropiado, como la oficina
-No tengo nada de apetito, y cuando tengo, se me antojan cosas que no puedo comer
-Lloro siempre y por todo
-Me enojo siempre y por todo
-Me preocupo siempre y por todo
-Llevo casi dos meses sin sexo, al "responsable" se le hace demasiado bizarro hacerlo con su hijo tan cerquita, y a mi la verdad, ni ganas me dan
-Tengo agruras
-Tengo un tipo de alergia en casi toda la piel que me vuelve loca "prurito por embarazo" dijo el doctor
-No puedo recordar ni como me llamo, nunca había estado tan distraida

Todos me dicen que va a estar bien, pero nadie me dice cuándo, cómo, o dónde va a empezar a estar todo bien...

Ha sido un viaje muy largo, muy vertiginoso...ya quiero que termine...y aún así...no lo cambio por nada...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada